Los regaños del señor gobernador

Posted by Álvaro Belín Andrade  /   agosto 02, 2017  /   Posted in Opinión  /   No Comments

Como si no tuviera suficiente con atender un gobierno que prácticamente depende en todo de sus decisiones, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares aprovechó este miércoles, en que dio la bienvenida al nuevo Coordinador de la Policía Federal en Veracruz, Francisco Israel Galván Jaime, quien sustituye al paisano Juan Camilo Castagné (ultimado a balazos en Cardel el sábado 24 de junio), para dar instrucciones a los periodistas sobre cómo debemos escribir de la actuación de los cuerpos policiacos.

Enojado porque los resultados le son adversos, algo que a él le afecta políticamente pero que a los veracruzanos nos cuesta la seguridad y hasta la vida, Yunes Linares se quejó amargamente de que en la lucha “frente a un enemigo que no tiene límites, e instituciones que los tenemos todos”, el reconocimiento prácticamente no llega, “porque es mucho más sencillo destruir con un comentario, con una expresión, con una pluma, lo que hacemos las instituciones públicas en beneficio de la seguridad”.

Y la forma en que lo hizo desmerece totalmente su carácter de estadista, porque las críticas que hemos realizado por los infames resultados en materia de seguridad pública no han sido en contra de la policía sino de su gobierno, de su mando, de la incapacidad de su gabinete de seguridad para idear las estrategias debidas para hacer frente a ese enemigo tan poderoso como lo es la delincuencia organizada.

“Es muy sencillo tomar una computadora y escribir, o subir a la red un comentario negativo en contra de la Policía, es mucho más sencillo eso que tomar un arma, un radio, subirse a una patrulla, irse a la carretera, comer donde se pueda, dormir si se puede, y enfrentar a una delincuencia que tiene armas, que tiene poder, y que no tiene corazón y no tiene conciencia”, dijo visiblemente perturbado.

Yo le digo al señor Gobernador, con todo respeto, que cada quien elige su profesión, que quienes pertenecen a un cuerpo policiaco saben cuáles son los riesgos que asumen y por eso se les paga; que él perseveró para ser gobernador y no veo por qué ahora deba sentirse maltratado por la crítica; que los veracruzanos por cuya seguridad juró velar se enfrentan a los mismos peligros sin tener un arma (ni una policía eficiente) con qué defenderse, y que sobre los periodistas, sin tener conciencia de ello, ha pendido hace años un peligro similar al que enfrentan los policías, y lo ha podido comprobar porque en su gobierno ha sido asesinado uno en un restaurant y a otro por poco se le escapa la vida luego de ser baleado.

Que al policía no le llegue el reconocimiento no veo por qué sea un impedimento para que cumpla con su labor; a lo mejor lo hace mal porque no está bien preparado, no se le paga lo justo ni se le avitualla lo suficiente o simplemente no se le dirige bien. No sé por qué ha de señalar, en su rosario contra los periodistas críticos, que en lugar de reconocimiento, “sí todos los días la crítica, sí todos los días el señalamiento grosero, sí todos los días el señalamiento de que hay ineficiencia y de que no se puede”.

Y un favor: diga que quienes ofrendan su vida son los policías, pero no se incluya, porque usted y toda su familia son resguardados permanentemente por esos policías de los que habla. Si le molesta la crítica y siente que no hay reconocimientos, no diga que no pide aplausos ni para los gendarmes ni para usted. Mejor, si quiere que los veracruzanos sepan la labor de los cuerpos policiacos, difúndalo con sus medios y deje de hacer ‘señalamientos groseros’ para los comunicadores.

Porque no es papel de la prensa decir a ocho columnas “qué bueno que la Policía Federal, qué bueno que la Fiscalía General del Estado, tuvieron el talento y la capacidad” para rescatar al nieto de un líder petrolero de la zona sur, secuestrado durante un mes, y para detener a una de los cientos de bandas de secuestradores que operan en Veracruz. Los medios informan y quienes hacemos análisis vemos el bosque, los datos generales que el propio gobierno estatal reporta al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), para establecer avances o retrocesos. Cuando ocurran avances, debe tener por seguro que los expondremos positivamente.

¡Qué fácil es transferir a los medios de comunicación la incapacidad de un gobierno y confrontar a los policías con los periodistas!

Un descanso

Hasta el próximo 14 de agosto reemprenderemos nuestras colaboraciones de Hora Libre. De esa manera cargaremos pilas y haremos descansar a nuestros lectores, quienes disfrutan de las vacaciones de verano.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php