Papi Duarte ‘me ama’, decían los niños

Posted by Attiicuss Licona  /   agosto 07, 2017  /   Posted in Opinión  /   No Comments

El ex gobernador Fidel Herrera Beltrán fue un populista. De la chistera sacaba ocurrencias con la misma facilidad que de las bolsas del pantalón extraía billetes que deslizaba a las manos ansiosas de quienes se le arremolinaban. El ‘Tío Fide’, le decían.

Fue precisamente Fidel Herrera quien comenzó con la tradición de suspender clases cada que alguna depresión tropical, tormenta o huracán, amenazaba con tocar suelo jarocho. También fue Fidel quien dio inicio a los famosos Atlas de Riesgos que representaron para las arcas públicas un gasto millonario.

Su sucesor, Javier Duarte, heredó no solo la voracidad por el dinero, heredó también esa tradición de suspender clases cada que un meteoro se acercaba a Veracruz. Chicos y jóvenes adoraban esas suspensiones. Eran días de descanso y vagancia, pues en amplísimas zonas del Estado el cielo era sumamente azul y el sol salía esplendoroso. Casi nunca le atinaban, y muchos niños comentaban en Facebook “Papi Duarte me ama”.

La oportunidad que tuvieron esos dos gobernadores de generar una adecuada cultura de Protección Civil, también la tiraron por el excusado. Un ejemplo es el beneficio que, supuestamente, se recibiría con los Atlas de Riesgo estatales y municipales. Esos Atlas se hicieron, se pagaron, se presumieron… pero no sirvieron.

Los deslaves y las inundaciones mataron a muchos y dejaron en la miseria a miles de veracruzanos, a pesar de que en los dichosos Atlas se dijo cómo protegernos, qué obras se debían hacer y qué acciones debían realizar las autoridades de acuerdo a la Ley Estatal de Protección Civil para evitar asentamientos humanos en las zonas de riesgo.

En Veracruz no se hizo una sola obra preventiva recomendada en los Atlas. No se reubicó una sola comunidad sugerida y se siguió permitiendo la construcción de viviendas en zonas peligrosas. Desgraciadamente ni el ORFIS, ni la Contraloría, y mucho menos los diputados alineados o de oposición, evaluaron en qué se gastó el dinero público destinado a Protección Civil. Les bastó con que hubiera facturas, que el proceso de asignación de los millonarios contratos se realizara de acuerdo con la Ley, pero en ningún momento cuestionaron ni castigaron la falta de cumplimiento de los beneficios y resultados.

Ex titulares de Protección Civil como Noemí Guzmán o Yolanda Gutiérrez Carlín, fueron, de hecho, responsables solidarias de muchas muertes que se lamentaron luego de cada fenómeno meteorológico, por no hacer las obras y acciones recomendadas en los Atlas.

El tema de fondo es el riesgo real en el que viven miles de familias veracruzanas, para las cuales no hay obras ni acciones para su protección. En este nuevo gobierno de Yunes Linares, aún no se sabe si continuarán con la tradición de “suspender clases” a cada rato, y en los próximas horas mientras más se acerque la Tormenta Tropical Franklin, seguramente las redes sociales se verán inundadas de memes recordando a Duarte cuando suspendía clases y eso que estamos en periodo vacacional.

Pero más allá de esa ligera sorna en redes sociales, lo importante es que el Gobierno del Estado por fin realice acciones sustantivas y que no olvide ni minimice la importancia de la Protección Civil. Ojalá las obras y acciones plasmadas en esos famosos Atlas de Riesgo, sean por fin ejecutadas y se salve así, la vida y el patrimonio de miles de veracruzanos.

No queremos más populismo al estilo Tío Fide, ni al estilo Papi Duarte… y definitivamente no esperamos tampoco al Papi Yunes. Se esperan solo obras y acciones, eso y nada más.

@atticuss1910

atticusslicona@gmail.com

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php