México el país más corrupto en América Latina

Posted by Julio Fentanes  /   octubre 09, 2017  /   Posted in Opinión  /   No Comments

Algo que siempre hemos sabido, lo confirma una vez más la organización no gubernamental alemana, Transparencia Internacional, que apenas este lunes dio a conocer que México es el país más corrupto de América Latina, después le sigue República Dominicana y en tercer sitio Perú.

El reporte no es nuevo, sin embargo, a diferencia de otros informes que revela esta ONG, el que se acaba de dar a conocer, tiene la diferencia de que se basa en encuestas con la gente, en los diferentes países latinos.

El informe, dice el documento oficial, “Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe” destaca además, tras entrevistar a más de 22,000 personas en 20 países de la región, que la percepción generalizada es que estas prácticas están en aumento, que los gobiernos no las combaten con determinación, y que casi un tercio de quienes las denuncian sufre represalias.

¿En dónde hemos visto eso?

¿Le suena conocido?

La pregunta obligada es si los mexicanos tenemos que vivir con las corrupción como parte de nuestra vida, casi de la misma manera en que ya nos estamos acostumbrando a vivir entre ejecuciones sumarias, ajuste de cuentas entre sicarios del narco, y una creciente inseguridad que no solo incluye a la delincuencia organizada, sino a la delincuencia común y corriente.

De acuerdo a Transparencia Internacional (TI) como se conoce mundialmente, la gente dice que los políticos son los más corruptos y no creen que el gobierno o las instituciones públicas encargadas de combatir la corrupción hagan algo al respecto. Después de los políticos vienen los empresarios, y es que sin generalizar, no se explica que haya político corrupto si no hay del otro lado un empresario que lo soborna para que le de obra pública o lo contrate como proveedor del gobierno, en todos los niveles.

Llama la atención que por ejemplo en Guatemala, sus ciudadanos si creen que el gobierno está haciendo algo para combatir este delito, y la percepción va de la mano con la encuesta, porque efectivamente nuestro país vecino hay funcionarios federales en prisión por corruptos, incluyendo expresidentes de la República, como ocurre por ejemplo en Argentina, donde su gente piensa que va disminuyendo, mientras que en México corruptos o por lo menos ineptos a la vista no tienen ningún proceso.

El ejemplo más claro y más importante y reciente, es el famoso socavón del Paso Exprés en Cuernavaca, donde murieron dos personas que cayeron. Ahí no hay ningún detenido, ni por parte de la constructora responsable, ni por parte de funcionarios estatales o municipales, y menos por parte de la SCT. Lo más que ocurrió fue que el director del Centro SCT de Morelos fue despedido del cargo, pero a la cárcel ni de chiste.

¿Entonces de qué se trata?

Es obra pública, hay corrupción al descubierto, incluye funcionarios de todos los niveles además de los constructores, hay dos muertos por esta negligente corrupción ¿ Y nadie en la cárcel?

Eso si, Ruiz Esparza, titular de la SCT logró un acuerdo entre la constructora y los familiares de los fallecidos de muchos millones de pesos como indemnización, lo que parece que fue suficiente para callar el tema.

¿Si sirve este ejemplo para ratificar que efectivamente los mexicanos vivimos entre la corrupción?

Este informe de corrupción, explicaría también porqué la impunidad se ha vuelto casi oficial en México, y el reporte sobre Procuración de Justicia (Índice Global de Impunidad) dado a conocer apenas en agosto, que pone a México a la par de dos o tres países africanos von sátrapas en sus gobiernos, donde apenas hay 4 jueces por cada 100 mil habitantes, cuando la media es de 16.2 jueces y países como Croacia suman hasta 45 jueces por cada 100 mil personas.

Los menos corruptos en América Latina son Trinidad y Tobago (6 %), Brasil (11%), Argentina (16%), Jamaica (21%) Chile (22%), Uruguay (22 %), Paraguay (23%) y Costa Rica (24%) y a media tabla Honduras (33%), El Salvador (31 %), Nicaragua (30%), Colombia (30%) Guatemala (28%), Ecuador (28%), Bolivia (28%).

En Brasil por ejemplo, están en proceso la expresidenta Dilma Roussef y el exmandatario Lula Da Silva, acusados ambos precisamente por corrupción.

Según la encuesta, los hospitales públicos es donde en más ocasiones se han visto obligados a pagar sobornos los encuestados (20%), seguido por la escuela pública (18%), las oficinas de documentos de identidad (17%), la policía (16%), los servicios públicos de agua y electricidad (14%) y los tribunales (12%).

Por instituciones y a nivel regional, la policía y los representantes electos son percibidos como “todos o casi todos corruptos” por el 47% de los encuestados, seguidos por el gobierno local (45%), el primer ministro (43%), jueces y magistrados (40%), empleados públicos (37%), empresarios (36%) y líderes religiosos (25%).

juliofentanes@gmail.com

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php