El Ojo de Saurón

Posted by Gustavo Cadena Mathey  /   noviembre 12, 2017  /   Posted in Opinión  /   No Comments

Buen día apreciado lector:

Ya están muy cerca esos días en que los mexicanos y los veracruzanos volveremos a vivir, a padecer la propaganda electoral y a enfrascarnos en discusiones interminables por el relevo de mandos constitucionales en el gobierno federal, el congreso de la unión y muchos mandos estatales.

Y a esos temas como la política y el futbol, ni siquiera los buenos deseos y propósitos del espíritu navideño que afortunadamente ya empieza a rondarnos, podrán desplazarlos.

Los temas principales acá, serán los candidatos al gobierno local que volverá a ser de seis años; los partidos, la inseguridad, la nueva corrupción y la falta de fuentes de ingreso.

En Veracruz ya experimentamos con el PRI durante muchos años en los que hubo buenos, malos y muy malos gobernantes.

Estamos ahora con un gobernador surgido de la combinación PAN-PRD y no hay un solo ciudadano y mucho menos periodista que haya hablado bien del experimento, lo cual resulta pavoroso.

De lo que sí se habla es de múltiples inconformidades sociales y de que ante la frustración que se vive por la decepción galopante, el sentir mayoritario de los electores podría orientarse hacia los morenos.

Pero también hay muchas otras voces que consideran que con buenos candidatos los del PRI podrían recibir una nueva oportunidad, tomando en cuenta que, a menos que presenten a Ricardo Ahued, no será muy fácil para los simpatizantes del Peje tener un candidato con experiencia para gobernar y que sea bien visto por la población en general y el PRI tiene a dos muy buenos, de probada capacidad y trayectoria de servicio, como Héctor y Pepe.

A menos que el elector se sienta traicionado, no es tan fácil que una persona que votó por un candidato o partido no vuelva a hacerlo por el mismo en la siguiente elección, máxime con tan poca distancia como las del 16 al 18.

Acaso el PAN y el PRD pudieran recibir otro chance, si como Frente presentan de candidato a Dante Delgado Rannauro que en general sigue siendo bien visto por un amplio sector de nuestra población.

En resumen, y como siempre en toda elección, aunque por alguna diversa razón no ganen, los mejores tendrán mayor oportunidad, sean del partido que sea y ojalá los ciudadanos que votan piensen bien por quién hacerlo cuando llegue el momento.

¿SORPRESAS PARA EL SENADO?

Los priístas que ya se sienten dueños o al menos bendecidos por el dedo de la nominación o más bien de la imposición de los altos jerarcas del PRI nacional, a la candidatura al Senado de la República por Veracruz, podrían llevarse cardiaca sorpresa .

En la aldea priísta veracruzana el horno no está para bollos. Aunque usted no lo crea, entre los priístas hay mucha inconformidad que podría transformarse en rebeldía.

Ahora ya no existe un “ojo de Saurón” alguno con su maligna mirada ni papá gobernador que les ponga mordaza; el camino está libre para quién o quienes se consideren con legítimo derecho a ser candidatos de la militancia, lo cual la base priísta sin duda lo verá con simpatía, dado que están hasta el gorro de las imposiciones desde el altiplano, que por lo general tan nefastos resultados han traido a la sociedad.

Cuidado, el pasto político está muy seco y fácilmente puede incendiarse.

Ya existen voces con los méritos suficientes que están levantando la mano, para ser candidatos priístas a la senaduría, teniendo como bandera de lucha, todo contra la imposición y el dedazo, este es un caso para la araña o como dijera A, Puente Rosado, ¿qué hay de eso Josefina?

No tardando saltan las liebres.

Tenga el lector una semana de paz y armonía en su hogar y en su entorno.

gustavocadenamathey@hotmail.com

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php