El INE pondrá especial atención a las elecciones en Veracruz: Roberto Ruiz Saldaña, consejero electoral

Posted by deinterespublico  /   noviembre 12, 2017  /   Posted in Destacado, Elecciones, Política, Slider  /   No Comments

• Hay todavía problemas en la libertad para emitir el sufragio, persisten la coacción y compra del voto en las elecciones en México
• Antes de 2014 en los OPLES no pasaba nada si cedían a presiones de gobiernos estatales, pero ahora sí pasa
• Necesitamos una ciudadanía más participativa que exija cuentas a los gobernantes

 

Xalapa, Ver. (Exclusiva).- En el caso de Veracruz, con o sin candidatos o candidatas hijos o hijas de gobernadores de todos modos siempre hay los suficientes ingredientes como para que se disputen fuerte las elecciones. Tan solo por el hecho de que se tiene el tercer padrón más grande del país pesa en la federación quien gobierna un estado como Veracruz, por lo que tenemos conciencia que debemos poner especial atención ante la intensa disputa por el poder que hay en la entidad, expresó el consejero electoral del Instituto Nacional Electoral (INE), José Roberto Ruiz Saldaña.

En entrevista exclusiva para De Interés Público, el consejero oriundo de Veracruz, licenciado en Filosofía por la Universidad Veracruzana, maestro en Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana y doctor en Estudios Avanzados en Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid, España, dijo que el proceso electoral 2017-2018 en curso es el más grande de la historia, donde habrá por primera vez 30 elecciones locales concurrentes con la federal, pero destaca que más allá de lo cuantitativo, estos comicios plantean también retos de orden cultural muy relevantes, porque “todavía hay mucho problema en la libertad para emitir el sufragio, la coacción y compra del voto es un problema que hay en nuestro país y tenemos que dirigir todos nuestros esfuerzos para inhibir esas prácticas”.

Sobre la confianza de la ciudadanía hacia el órgano electoral, habida cuenta la decepción ante la clase política por falta de resultados, los casos de corrupción que todos conocemos, Ruiz Saldaña señaló que no se puede disociar la organización de las elecciones con un esfuerzo por ir generando entre los ciudadanos una mayor cultura cívica para hacer frente a ese gran déficit de desconfianza, de apatía, de rechazo incluso ante lo que tiene que ver con lo público y con la materia electoral.

“En el INE le estamos apostando a enfatizar en que no basta con ir a votar el próximo 1 de julio de 2018, sino que necesitamos recordarle a los ciudadanos que después de las elecciones se debe seguir participando, vigilando a los gobernantes, pidiéndoles cuentas, criticando lo que hacen o dejan de hacer; se requiere una ciudadanía más participativa”.

Estamos teniendo capacidad de respuesta –subraya- y dice que desde el Instituto Nacional Electoral ha iniciado una nueva estrategia nacional de cultura cívica que tendrá vigencia hasta el 2023 para emprender tareas concretas en pro de la cultura cívica.

Cuestionado sobre el grado de independencia de los Organismos Públicos Locales Electorales ante las presiones de los gobiernos estatales para influir en sus decisiones, el consejero fue enfático en señalar que presiones siempre las va a haber pero que el punto es cómo se reacciona ante ellas, qué hace el consejero o la consejera de los OPLES para repeler esas presiones. “El que se equivoca ahora en este régimen a partir de 2014 ya tiene consecuencias, antes de 2014 en los OPLES no pasaba nada pero ahora sí pasa”, advirtió.

Sobre el proceso electoral local de Veracruz donde elegiremos gobernador del estado y diputados al Congreso local, Ruiz Saldaña, recordó que hay condiciones para esperar un buen trabajo del OLPLE, aunque “la sociedad no debe de dormirse ni quedarse de brazos cruzados”.

“Con o sin candidatos o candidatas hijos o hijas de gobernadores de todos modos siempre hay los suficientes ingredientes como para que se disputen fuerte las elecciones”, añadió, al tiempo que recordó que en el contexto federal pesa quien gobierna un estado como Veracruz, por lo que se tiene claro que el INE debe poner especial atención, dado que la disputa por el poder es más intensa.

El consejero, integrante de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral del INE, invitó a la ciudadanía a participar con su voto el próximo 1 de julio y remarcó su convicción de que es fundamental participar más en la vida política, y que si nos involucramos en los asuntos públicos vamos a salir de nuestros problemas y de los grandes rezagos que tenemos. Pues dejar la política para una clase reducida de personas es el origen de todos nuestros males.

A continuación el texto íntegro de la entrevista concedida por José Roberto Ruz Saldaña a De Interés Público en su reciente visita a Veracruz, donde abordó diversos tópicos relacionados con las elecciones y la cultura democrática.

DIP: Estamos inmersos ya en los comicios federales y locales que tendrán su punto más alto en la jornada electoral del próximo 1 de julio. ¿Cómo observan este proceso desde la perspectiva del Instituto Nacional Electoral y cuáles son los retos más importantes que tiene para su adecuado desarrollo?

JRRS: Hay un discurso en el sentido de que es el proceso más grande de la historia, cuantitativamente es cierto. Hay por primera vez 30 elecciones locales concurrentes con la federal. Por primera vez se va a fiscalizar a un número tan impresionante de aspirantes, precandidatos, en su momento candidatos. Por primera vez se va a instalar un número tan elevado de casillas, estamos proyectando alrededor de 156 mil en todo el país. Sin duda, en lo cuantitativo y en lo técnico es un reto sin precedentes, pero yo no quisiera que quedara solo ese discurso cuantitativo, también hay muchos retos de orden cultural para sacar adelante estas elecciones, lamentablemente yo percibo que todavía hay mucho problema en la libertad para emitir el sufragio, la coacción y compra del voto es un problema que hay en nuestro país y hacia ahí también tenemos que dirigir todos nuestros esfuerzos para inhibir esas prácticas, para combatirlas, para procesar quejas al respecto y sacar un mejor proceso electoral en lo cualitativo y en lo cuantitativo.

DIP: Es un hecho que en los años recientes se ha acrecentado la desconfianza de los ciudadanos hacia la política en general, pues existe una clara decepción ante la falta de resultados de políticos de todos los partidos y la persistencia de notables casos de corrupción ¿Cómo impactará ese estado de ánimo en la participación en las elecciones?

JRRS: En la institución somos optimistas de que habrá un porcentaje de participación electoral muy importante, Por qué razones, de entrada porque como es una elección presidencial sí genera mucho interés, y en segundo lugar, porque como se trata de elecciones concurrentes se retroalimentan entre las elecciones federales y locales; por ejemplo las elecciones municipales también son muy apasionantes para el ciudadano y generan mucha participación, entonces se van a ir retroalimentando ambos tipos de elecciones, va a ser un círculo virtuoso en la participación. Ciertamente está el problema de una mayor desconfianza en las instituciones, en los actores políticos y en suma de una poca preferencia por la vida democrática en nuestro país, ahí están los números, sería ocioso repetirlos, pero nosotros en el INE le estamos apostando a enfatizar en que no basta con ir a votar el próximo 1 de julio de 2018 que se avecina, sino que necesitamos recordarle a los ciudadanos que eso solo es una parte de su obligación política-cívica de participación, se necesita que después de las elecciones se siga participando, vigilando a los gobernantes, pidiéndoles cuentas, haciendo ejercicios de transparencia, criticando lo que hacen o dejan de hacer, necesitamos, en suma, una ciudadanía más participativa. De hecho en ese contexto, el propio INE este 2017 está iniciando una nueva estrategia nacional de cultura cívica que tendrá vigencia hasta el 2023, pero que estaremos revisando año con año, que es un llamado programa de acción para emprender tareas concretas en pro de la cultura cívica. No podemos disociar la organización de las elecciones con un esfuerzo por ir generando entre los ciudadanos una mayor cultura cívica. Entonces ante ese gran déficit de desconfianza, de apatía, de rechazo incluso ante lo que tiene que ver con lo público y con la materia electoral también estamos teniendo capacidad de respuesta.

DIP: La falta de acuerdos para que se nombre al titular de la Fiscalía Especializada para Atención de Delitos Electorales, una pieza fundamental del sistema de competencia electoral, a juicio de muchos analistas representa un foco rojo para la credibilidad del proceso. ¿Cómo se ve este sensible tema desde la óptica del Instituto Nacional Electoral?

JRRS: El INE ya lo ha sostenido: es necesario que se nombre al Fiscal, que sea un buen perfil, que esté completo el sistema electoral mexicano para el 2018. De hecho el proceso electoral ya empezó desde el pasado 8 de septiembre, por lo que es muy importante que los actores políticos que tienen que ver con esta decisión asuman su responsabilidad y más allá del cálculo político les entreguen buenas cuentas a los ciudadanos.

DIP: La fiscalización de partidos y candidatos representa sin duda una tarea de grandes proporciones para el Instituto Nacional Electoral, ¿Cómo se han preparado para hacerle frente y cumplir con las expectativas de la sociedad en esa delicada responsabilidad?

JRRS: En cuanto al trabajo que conlleva la fiscalización sin duda es de grandes proporciones, hay que recordar que antes la fiscalización la realizaban los institutos electorales locales, los estatales pues, y ahora la fiscalización la lleva a cabo el INE, incluso en los procesos electorales locales, entonces la carga de trabajo se ha incrementado considerablemente. Afortunadamente el modelo de fiscalización a partir de la reforma de 2014 es un modelo que facilita más la revisión porque ya todo es mediante un sistema informático y los partidos deben reportar en tiempo real lo que van gastando, lo que van ingresando de recursos, por lo que ya se facilita mucho más la revisión y la fiscalización. Estamos preparados para ello y no deja de haber por supuesto retos que se van presentando pero evidentemente se van superando y yo diría incluso que la materia de la fiscalización ha tomado una dimensión sumamente importante en las competencias electorales. Ya se van sofisticando las maneras en que los actores políticos quieren darle la vuelta a la tortilla, Entonces la autoridad electoral tiene que ser muy cuidadosa, muy seria, muy contundente en su tarea de revisión de los recursos, encontramos muchos más millones de pesos no reportados en las campañas, antes eso no sucedía en las fiscalizaciones de los órganos electorales locales. Creemos que vamos bien, pero necesitamos todavía redoblar esfuerzos para que no quede nada en la impunidad.

DIP: Se ha hecho público que se presentaron denuncias ante el INE por el presunto involucramiento de la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional en la utilización de empresas fantasma para justificar gastos de campaña de las pasadas elecciones municipales, ¿Están esas denuncias siendo investigadas y hay algún avance?

JRRS: Sobre el tema concreto que se ha presentado en Veracruz, sí existen denuncias sobre el particular que se van a estudiar, se va a investigar, se tienen que atender como en todos los casos. No se conoce más de lo que ha surgido en la prensa y de todos modos aunque fuera ya la investigación muy avanzada no podemos emitir opinión de procedimientos que van en curso.

DIP: En las elecciones locales, ¿Existe o persiste la posibilidad de que los gobernadores quieran meter las manos en el proceso? ¿Hay confianza en que se garantice la independencia y se eviten intromisiones o presiones?

JRRS: Lo que hemos observado que el modelo electoral que deriva de la reforma de 2014 ha afectado, es que los OPLES, así como los tribunales electorales locales, no tienen genuinamente, en la práctica, autonomía financiera, eso ha sido un problema que juega para mal de las autoridades electorales locales, afortunadamente ya el propio el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha ido obligando a los gobiernos estatales a que se respete esa autonomía que tienen, vía la solvencia financiera. Ha habido avances, esperemos que en 2018 ese no sea problema, porque en 2015 y 2016 fueron problemas muy desgastantes para el INE tener que estarle recordando a distintos gobernadores que le dieran sus recursos a los OPLES. Eso es cierto, hay ahí un problema que tendrá que estarse revisando en una futura reforma seguramente. Ahora qué prevemos, pues siendo realistas las presiones siempre las va a haber, aquí el punto es cómo se reacciona ante ellas, qué hace el consejero o la consejera de los OPLES para repeler esas presiones, esa es la parte importante. Hay afortunadamente un régimen jurídico para que el que se equivoque y caiga en la tentación se vaya, y los ejemplos ya no son en abstracto, ya son concretos. Removimos a todo un OPLE de Chiapas porque se prestaron a simular una elección cibernética, es decir de un diputado chiapaneco en el exterior, se fueron los siete consejeros, se han ido otros consejeros y consejeras por nepotismo y bueno lamentablemente en Veracruz hay un caso, pero no solo, también en Guerrero se fue la presidenta del OPLE, en Yucatán se fue una consejera por esa razón y hay otros proyectos de remoción con el mismo tema en otros OPLES. Entonces el que se equivoca ahora en este régimen a partir de 2014 ya tiene consecuencias, antes de 2014 en los OPLES no pasaba nada pero ahora sí pasa.

DIP: ¿Debemos tener entonces plena confianza en la actuación de los organismos públicos electorales locales?

Yo personalmente soy de una convicción. Con cualquier autoridad no hay que tener solamente confianza a ciegas, sí hay que tener confianza pero basada en la reciprocidad, es decir que la sociedad a la que debemos de aspirar debe ser una sociedad activa pidiéndole cuentas a sus gobernantes, a sus autoridades. Entonces si me preguntan si hay que confiar en el OPLE, sí, en la medida en que la ciudadanía le exija al OPLE como le exija al INE. No solo es cuestión de personificarlo en siete consejeros en su momento del OPLE, es parte de una cultura política a la que debemos pasar, y más en nuestro estado, con lo que hemos vivido, de rendición de cuentas. Entonces, hay condiciones para esperar un buen trabajo del OLPLE, sí, pero la sociedad no debe de dormirse ni quedarse de brazos cruzados.

DIP: Toda vez que es muy probable que uno de los candidatos a la gubernatura de Veracruz sea el actual alcalde Boca del Río, hijo del gobernador en funciones, ¿prevén que puedan existir presiones del gobierno de Veracruz al OPLE local si finalmente se le se postula?

JRRS: En el caso de Veracruz, con o sin candidatos o candidatas hijos o hijas de gobernadores de todos modos siempre hay los suficientes ingredientes como para que se disputen fuerte las elecciones. Tan solo por el hecho de que se tiene el tercer padrón más grande del país pesa en la federación quien gobierna un estado como Veracruz. Entonces nosotros tenemos conciencia que como INE debemos poner especial atención a estados como Veracruz donde evidentemente la disputa por el poder es más intensa.

DIP: Hemos escuchado opiniones y leído declaraciones de personajes como el dirigente del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que se habría acordado en el INE establecer limitaciones a la mecánica de los debates en la elección presidencial, como permitir solo debatir a los candidatos punteros, lo que llevaría a su juicio a presuntas limitaciones a este ejercicio en el 2018, ¿Esto es así?

JRRS: La materia electoral tiene tantos temas al mismo tiempo, que están cocinándose por decirlo así, que a veces se pierde la pista de en qué va un tema en concreto, incluso a mí me pasa que tantos asuntos llegan a Consejo General y a las comisiones que ya si me preguntan dos meses después tengo que hacer un esfuerzo grande. En el tema de los debates la realidad es que no es así, la ley obliga a que deban participar todos, no podríamos invitar solo a los punteros y debemos cumplir la ley y en los tres debates que se perfilan invitaremos a todos. Incluso los medios de comunicación que organicen debates están obligados a invitar a todos los candidatos y candidata, no están obligados a que vayan porque tampoco les pueden ir a poner una pistola para que vayan, deben eso sí acreditar que invitaron a todos, ya si no van pues es cosa de ellos, de sus estrategias. Entonces hay un régimen de equidad que se procura desde la ley para que todos participen, es un tema que se está procesando con la suficiente antelación por parte del INE, vamos construyendo las reglas, todavía no está nada dicho de hecho, tuvimos un foro internacional de debates recientemente donde surgieron muchas cosas interesantes que nos ponen algo de claridad. Por ejemplo, algunos colegas míos planteaban que se eligiera desde ya el moderador de los debates presidenciales con la anticipación debida para que se prepararan, pero los grandes expertos internacionales en la materia dijeron que no, a nadie le conviene siendo sensato como moderador que le avienten el balón tan pronto, porque a quien no le gustó ese moderador le va a mandar provocaciones para ver si se decanta por alguien con preferencia, entonces los empiezan a descalificar desde antes y se vuelven como posibles flancos de vulnerabilidad, hay que tenerlo un mes antes del primer debate. Estamos construyendo las reglas, hay esfuerzos para hacer buenos debates, que sean útiles, debates en los que los candidatos realmente muestren quienes son, no grandes spots, sino formatos que permitan realmente debatir.

DIP: En su experiencia, y a partir de la complejidad en la organización y desarrollo de los comicios en nuestro país, ¿Cuál sería la elección ideal para México? ¿Con más debates, menos spots o reducir tiempos de campaña?

Hay muchas elecciones, todas son distintas. En el caso de la presidencial, debe ser de propuestas no de descalificaciones. No es que me espanten las campañas de contrastes, son necesarias y de hecho generan competitividad, pero hay de enfrentamientos a enfrentamientos. Ha habido ya ocasiones desagradables que no le aportan al debate democrático. Pero esa es una apreciación muy personal, porque hay quienes te dicen que las campañas deben ser tan despiadadas como las de Estados Unidos, yo creo que no, allá se meten con la vida personal, con cuestiones privadas, ese tipo de campañas creo que no le sirven a nuestra todavía precaria democracia. En segundo lugar, pues con un esfuerzo para que fueran campaña menos caras, yo creo que el tope de gasto de campaña presidencial de 426.9 millones de pesos, por muy grande que sea el país, es mucho dinero, se podría gastar menos. Entonces mi ideal para México es que tengamos campañas de propuestas y que sean menos caras.

DIP: Se prevé que el proceso electoral federal o los locales sean muy cerrados y que se pueden llegar a judicializar sus resultados, ¿Cómo lo ve? y, para concluir, dado que el tema electoral es tan amplio que seguramente se quedaron muchos asuntos relevantes sin abordar ¿Algo que desee agregar?

JRRS: La materia electoral se ha desarrollado tanto en nuestro país, que yo no vería mal que se judicialice el proceso, lo mejor es que tenemos instituciones que puedan procesar las posturas de choque. Yo aprovecharía para invitar a las y los veracruzanos a que el próximo 1 de julio voten. Se necesita como lo decía, no solo participar en la vida electoral sino participar más en la vida política. El ideal es que los millones de veracruzanos que somos pues hicieran política de la buena obviamente, por lo menos media hora al día. Si nos involucramos en los asuntos públicos vamos a salir de nuestros problemas y de los grandes rezagos que tenemos, si dejamos solamente la política para una clase reducida de personas pues ese es el origen de todos nuestros males. Necesitamos en verdad que se participe más. Ser ciudadano no es solo ir a votar en las elecciones, esa es solo un parte muy pequeña.

Perfil del entrevistado

José Roberto Ruiz Saldaña es Licenciado en Derecho y licenciado en Filosofía por la Universidad Veracruzana, maestro en Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana y doctor en Estudios Avanzados en Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid, España. Cuenta con la Especialidad en Justicia Electoral del Centro de Capacitación Judicial Electoral.

Fue Secretario de Estudio y Cuenta de la Sala Regional del Distrito Federal del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), cargo que desempeñó hasta el 3 de abril de 2014. Al día siguiente rindió protesta como Consejero Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE).

Dentro de la administración pública se ha desempeñado como Director General de Coordinación Interinstitucional de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Implementadora del nuevo Sistema de Justicia Penal de Sonora (2011-2013) y Subdirector de Enlace Municipal de la Procuraduría General de la República (2003-2005).

Cuenta con diversas publicaciones entre las que destacan: “Tomando la democracia directa en serio: algunos apuntes sobre el plebiscito en las entidades federativas” de Lex Difusión y Análisis (2013), “La imposibilidad de un criterio riguroso para declarar la nulidad de las elecciones I y II”, Gaceta Electoral del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) (2011-2012); “¿En qué sentido México es una democracia en consolidación?”, de Sonárida; “Derecho y Democracia: ¿Cuál tendencia para el derecho electoral mexicano” de Tribuna Sonet (2011 – 2012).

 

JECE/Fotos: Frida Cárdenas Moreno e INE

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php