Discapacitados funcionales vs fotógrafos sensoriales

Posted by Julio Fentanes  /   diciembre 05, 2017  /   Posted in Opinión  /   No Comments

Hoy no escribiré de incapacitados mentales o discapacitados funcionales. Ya se que siempre escribo de los personajes de la política, funcionarios y gobernantes corruptos y mediocres.

Hoy dedicaré estas líneas para hombres y mujeres a los que a veces minimizamos porque son diferentes a nosotros, sin embargo, una vez que se deciden a ser alguien en la vida y dar luz a los demás, brillan con su propia luz y nos superan.

Y es que apenas el fin de semana, conocí a unos artistas de la fotografía, ¡¡¡impresionantes!!!

Resulta que estaba en un evento cuando uno de los fotógrafos invitados también capturaba fotografías de los diferentes asistentes, en grupo, por parejas, o en general de las actividades que desarrollábamos.

Las fotos reflejaban bastante bien, el estado alegre y optimista de los asistentes. Tenían vida propia las imágenes.

Horas después en plena sesión de trabajo, los fotógrafos invitados fueron presentados formalmente y nos presumieron algunas de sus obras.

Todos los presentes quedamos gratamente sorprendidos por la calidad de las imágenes que lograban capturar.

Pero quedamos absolutamente anonadados, cuando nos dijeron que eran invidentes.

¡¡¡Los extraordinarios fotógrafos eran invidentes!!!¡¡¡Eran ciegos los fotógrafos!!!

Y sus fotografías eran extraordinarias, desde luego que de la mano de la personalidad de ellos.

Y fueron sus palabras las que hicieron la luz en el amplio auditorio en nos encontrábamos.

“Hay que ver con el corazón, con el alma” “La ceguera es una condición mental más que física”.

Wow

Ufffff y recontraufffffff

Pepe y Lupita como se presentaron los fotógrafos, no dan la apariencia de ser invidentes, y menos de tener capacidades diferentes, no utilizan bastón, al menos a la vista, ni tienen perros que los guíen.

Pero además de diferentes, eran dos personajes superiores a todos los que estábamos ahí, que a pesar de contar con el sentido de la vista, seguramente no tenemos la capacidad de utilizar el corazón para ver.

Y seguramente nunca podremos tomar fotografías a través del olfato y el sonido.

Pepe y Lupita aprendieron a tomar fotografías con su capacidad diferente en la fundación Ojos que Sienten:

www.ojosquesienten.com

La fundación fue creada por la fotógrafa mexicana Gina Badenoch hace unos 10 años, y su trabajo además de la satisfacción personal que le da ayudar a otros para que cumplan sus sueños, le otorgó la condecoración Medalla del Imperio Británico, por la Gran Bretaña, y es que su madre es mexicana, pero su padre es inglés, y además de iniciar su trabajo en México lo continuó en el Reino Unido, buscando extender la ayuda más allá de estas fronteras.

Gina es maestra en fotografía, ganadora de concursos internacionales y decidió que tenía que hacer algo para ayudar a los demás, desde luego que utilizó las habilidades que la vida le concedió y que fue perfeccionando con el tiempo.

Pero…. ¿Realmente ud. se imagina a un ciego tomando fotografías?

Pero… además de tomar fotografías, ¿Transmitir sensaciones a través de sus imágenes?

Pero… ¿ Y cómo le hacen?

En la fundación les enseñan los principios de la fotografía y desde luego que lo demás es el talento y la sensibilidad de cada uno de los participantes.

Para que pueda dimensionar de lo que hablamos, por favor entre a la página de la fundación:

www.ojosquesienten.com

Mire un gran catálogo de fotografías para que pueda entender y aceptar de lo que estamos hablando. Y si le gustan las puede comprar. Transmiten colores, sabores y muchas sensaciones.

Y es que no es fácil mirar con los ojos del corazón que nunca miente, sobre todo si consideramos que la mente humana siempre engaña y a veces nos hace ver lo que le da la gana, aunque sea falso, el problema también es que a veces no le hacemos caso al corazón ¿ o no? Pero esa es otra historia que hoy no cabe aquí.

Ojalá y tuviéramos menos invidentes y discapacitados funcionales como los políticos y funcionarios que nos gobiernan, no se trata de repetir los nombres que tooooodoooos conocemos y los encontramos a unos pasos de donde estamos, desde las oficinas que tienen balcón al famoso Parque Juárez xalapeño, las que dan a la monumental bandera en el Zócalo de la Ciudad de México, o los que adornan los portales veracruzanos y los xalapeños, o los que despachan en la calle del Encanto, en fin que estamos rodeados de discapacitados intelectuales, discapacitados funcionales que si pudieran imitar a estos jóvenes fotógrafos sensoriales, estoy seguro que tendríamos una gran ciudad, un gran estado y un mejor país.

¿O no?

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

css.php